Español

English

9 marzo, 2022

Activista indígena es galardonada como defensora de la democracia

Presidenta de CHIRAPAQ, Tarcila Rivera Zea, fue reconocida por el Jurado Nacional de Elecciones virtud a su labor cívica como miembro del Tribunal de Honor del Pacto Ético Electoral.

La activista indígena, Tarcila Rivera Zea, la cantante Susana Baca y la abogada Mariela Noles recibieron la Medalla al Mérito Cívico en La Distinción de Grado de Defensora de La Democracia otorgado por el Jurado Nacional de Elecciones por su aporte a la democracia y la ciudadanía. Ellas integraron el Tribunal de Honor del Pacto Ético Electoral en las Elecciones Generales 2021. La ceremonia de premiación se llevó a cabo ayer en el marco del Día Internacional de la Mujer.

Durante el proceso electoral 2021 ellas exigieron el cese de la violencia, la no discriminación y el fin del acoso político. Asimismo, exhortaron a los medios de comunicación a brindar información transparente y veraz a la ciudadanía con coberturas mediáticas igualitarias, respeto a los resultados y a todas las instancias poniendo en práctica el ejercicio y responsabilidad de la libertad de expresión y opinión.

“Es la primera vez que me dan un premio por ser una ciudadana y esto me emociona porqué implica dejarme contagiar por la honestidad y el servicio al otro, la democracia es eso para mí, no es un juego de intereses. La democracia se contrapone a otro tipo de ideologías totalitarias como el dinero o la intolerancia del pensamiento” señaló Susana Baca.

Tarcila Rivera afirmó que “es noticia que una quechua chanca venida del interior de Ayacucho tenga la oportunidad de ser reconocida por sus acciones, porque a pesar de estar en países democráticos donde teóricamente todas y todos tenemos derechos plenos, todavía nos encontramos haciendo grandes esfuerzos para que el sentido de la democracia sea una realidad, porque consideramos que la democracia siempre está en construcción y cada día cada una y cada uno de nosotros hace ese esfuerzo , expresándose con libertad, respetándose y respetando a los demás”.

“Yo soy una convencida en que el desarrollo de los países se sostiene en una ciudadanía activa y comprometida y esta ciudadanía puede ejercerse desde la academia, desde el activismo, desde el arte. En nuestro caso nos tocó desde espacios colectivos de verificación de compromisos y fiscalización, por ello recibo este reconocimiento con humildad, cariño y emoción” expresó Mariela Noles.

Las agasajadas coincidieron en la relevancia de una mirada ética, inclusiva y representativa por parte de los mismos partidos políticos cuyas agendas deben ofrecer la oportunidad de reducir las brechas históricas que permanecen en nuestra sociedad con una democracia que se debe construir con la participación de todos y todas, también resaltaron la importancia de la educación pública para la formación de generaciones de ciudadanas y ciudadanos críticos, participativos e informados.

Tarcila Rivera Zea de la Nación Quechua-Chanka de Perú. Es una importante activista indígena y reconocida defensora de los derechos de las niñas, mujeres, jóvenes y pueblos indígenas. Con una trayectoria de más de 40 años, desde su asociación CHIRAPAQ y otros espacios internacionales, contribuye en la reivindicación de las culturas ancestrales, la formación de liderazgos indígenas y la lucha contra todas las violencias. Asimismo, impulsa la articulación de procesos organizativos y la construcción del movimiento de mujeres indígenas desde lo local a lo global.