Español

English

11 enero, 2018

Ayacucho: bajos precios de papa afectan a productores indígenas

Productores quechuas de Vilcashuamán señalan que la papa nativa no es valorada por comerciantes intermediarios.

Los gremios de productores de papa de Apurímac, Ayacucho, Huancavelica, Junín, Arequipa, Huánuco y La Libertad iniciaron un paro agrario debido a la grave caída del precio de la arroba de papa en los últimos años, que atribuyen a la postergación de este producto en el mercado nacional frente a la papa importada.

Un grupo de dirigentes decidió levantar el paro luego de un acuerdo con el Ministerio de Agricultura, que se compromete a emitir un Decreto de Urgencia para la adquisición de excedentes de producción de papa mediante los gobiernos regionales por un monto de 1.5 millones de soles.

Sin embargo, el problema de la economía de los productores agrícolas en el Perú es complejo y se profundiza cada vez más.

CHIRAPAQ, Centro de Culturas Indígenas del Perú, desarrolla iniciativas de seguridad y soberanía alimentaria en la región Ayacucho, donde hemos constatado que, a pesar de tener una rica producción de papa, con unas 64 mil toneladas al año, la población rural de esta región también sufre de altos índices de pobreza, desnutrición y anemia.

En esa situación, los integrantes de la Asociación de Productores Agropecuarios de Vilcashuamán, Saurama y Huambalpa (APAVISAH) denuncian que sus economías familiares son afectadas por los bajos precios de la papa nativa en los mercados regionales y nacionales.

Orlando Ramírez Soca, agricultor de la comunidad quechua de Raymina (distrito de Huambalpa – Vilcashuamán), cuenta que el precio de la papa nativa que los productores venden a los comerciantes intermediarios ha bajado de 1.50 soles el kilo a menos de 50 céntimos el kilo.

A los intermediarios no les importa si es papa nativa, ellos sólo compran papa en general y nosotros necesitamos efectivo para sustentar a nuestras familias, muchas veces hemos tenido que vender a ese precio, incluso hay hermanos productores que ya no han vendido porque ni siquiera pueden recuperar en la semilla que han invertido, ni la cantidad de trabajo que se requiere para tener un saco de papa”, señala Ramírez Soca.

Cabe indicar que el Perú tiene la mayor diversidad de papa en el mundo, al contar con ocho especies nativas domesticadas y 2 mil 301 de las más de 4 mil variedades que existen en Latinoamérica. Es necesario concientizar a los consumidores acerca de la riqueza de la biodiversidad de las papas nativas, que contienen fibras, vitaminas, proteínas, antioxidantes y carbohidratos que contribuyen a una correcta alimentación.