Español

English

27 enero, 2021

CHIRAPAQ llama a cumplir cuarentena pero recomienda medidas de apoyo a indígenas

Diez regiones del Perú estarán bajo inmovilización social y restricciones de transporte desde este domingo 31 de enero.

La activista indígena, Tarcila Rivera Zea, hizo un llamado a la responsabilidad ciudadana para cumplir las nuevas restricciones impuestas por el gobierno peruano para detener el avance de la pandemia por coronavirus. “Compartimos su miedo y frustración, pero estas medidas son necesarias ante el incremento de muertes y el colapso de los servicios de salud”, explicó.

La también presidenta de la asociación indígena CHIRAPAQ, realizó esta exhortación ante los llamados en redes sociales que promueven la desobediencia civil y el llamado a una movilización social este domingo contra lo que sus promotores llaman una “dictadura sanitaria”. Debemos considerar que no solo existen personas preocupadas por su economía familiar sino grupos de poder que aprovechan el miedo de la población para desestabilizarnos.

Rivera Zea, defensora de los pueblos indígenas solicitó medidas de apoyo específicas para los pueblos andinos y amazónicos debido a su particular situación de vulnerabilidad “y por las enormes carencias y falta de atención sufridos en la anterior cuarentena”.

En las dos últimas semanas, cinco hermanos del Pueblo Awajun de la comunidad Supayaku en la provincia de San Ignacio en Cajamarca, entre ellos, líderes y sabios indígenas, murieron por la Covid-19. “La falta de medicamentos, materiales de protección, equipo de desinfección, personal médico bilingüe, son las carencias recurrentes a las que deben enfrentarse”, declaró.

La activista indígena recomendó al Estado peruano “mayor comunicación en idiomas indígenas y con un lenguaje apropiado, para informar a nuestra población sobre las nuevas disposiciones de inmovilización, así como las recomendaciones para tratar en los hogares a las personas contagiadas, los peligros de la automedicación «.

Asimismo, la lideresa recomendó promover el consumo de productos provenientes de comunidades indígenas. “Los mercados itinerantes son una excelente oportunidad para brindarles a nuestros productores una forma de autosustento que les ayude a generar ingresos y asegurarse el sustento para sus familias durante la cuarentena”. Rivera Zea pidió al Ministerio de Agricultura evaluar el subsidio del transporte de estos productos desde el campo hacia los mercados. 

CHIRAPAQ también ha manifestado su preocupación por el incremento de la violencia sexual sufrida por las niñas, jóvenes y mujeres indígena durante los encierros prolongados. Esperamos que desde ya el Ministerio de la Mujer trabaje un plan de contingencia para evitar que esto vuelva a ocurrir durante la cuarentena.

Rivera Zea recordó que los pueblos indígenas no están circunscritos sólo a sus pueblos y comunidades de origen, sino que cientos de miles viven en las capitales de distrito y provincia, así como Lima. “El año pasado compartimos el llamado de auxilio de los jóvenes indígenas universitarios que quedaron atrapados en Iquitos sin recursos para alimentarse y sin equipos y conectividad para continuar con sus clases de forma virtual. Esperamos el pronunciamiento del Ministerio de Educación asegurando que velará por su bienestar en este tiempo de confinamiento”, señaló.

Rivera Zea concluyó advirtiendo que de no asegurar la salud y economía de la población indígena ante esta nueva cuarentena “las brechas de pobreza y exclusión entre nuestros pueblos y comunidades no harán más que incrementarse”.