Español

English

4 noviembre, 2011

Cincuenta millones de indígenas reclaman ser escuchados

Entrevista de CNN a Tarcila Rivera Zea, presidenta de CHIRAPAQ, sobre la revaloración de la alimentación indígena.

 

Pueblos indígenas no son tomados en cuenta en el desarrollo de políticas públicas. Son forzados a recibir una educación ajena a su cultura.

Tarcila Rivera Zea, presidenta de CHIRAPAQ Centro de Culturas Indígenas del Perú, reclama derecho a hablar la lengua propia y la revaloración de alimentos nativos.

Pese a ser casi 50 millones en las tres Américas, los pueblos indígenas no son tomados en cuenta en el desarrollo de políticas públicas. En entrevista con CNN, Tarcila Rivera Zea, presidenta de Chirapaq Centro de Culturas Indígenas del Perú, indicó que el reto es “aprender la lengua y la cultura del otro pero con una visión democrática e incluyente”.

Forzados a aprender una lengua que no es suya, de haber vivido una educación y formación monolingüe y en una cultura totalmente diferente, la activista indígena y coordinadora del Enlace Continental de Mujeres Indígenas de las Américas, señala que los pueblos indígenas deben apuntar hoy al fortalecimiento de la autoestima y al “derecho de hablar en la lengua propia sin tener vergüenza de ello. De saberse diferente pero no menos que los demás”.

Para el Rivera Zea es necesaria la revaloración de los alimentos nativos los cuales afirma son “válidos para cualquier sociedad y para cualquier ser humano, porque son sanos”, además de considerar “una obligación moral no solamente de los indígenas sino de la sociedad en su conjunto el mirar a la riqueza que todavía existe en el conocimiento y los aportes de los pueblos originarios”.

Empleada del hogar y quechuahablante de Ayacucho, Tarcila Rivera Zea es reconocida hoy como una de las más destacadas activistas por la defensa de los derechos de los pueblos y las mujeres indígenas en el Perú y el mundo. Desde que fundara Chirapaq Centro de Culturas Indígenas del Perú, ha luchado por el ejercicio de los derechos de los pueblos indígenas y el reconocimiento a sus saberes y cultura. Es fundadora del Enlace Continental de Mujeres Indígenas de las Américas y el Foro Internacional de Mujeres Indígenas, redes que impulsan el liderazgo y la participación política de las mujeres indígenas.

CHIRAPAQ Centro de Culturas Indígenas del Perú, en quechua “centellar de estrellas”, es una asociación que desde hace 25 años promueve la afirmación de la identidad y el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas, en especial de la mujer, la niñez y la juventud, con miras a la construcción de una sociedad más justa, democrática e intercultural.

En Ayacucho Chirapaq desarrolla una propuesta de mejora nutricional y reivindicación de la cultura alimentaria en base a productos andinos que permitió a las comunidades quechuas de Vilcashuamán recuperar 125 variedades de papas nativas, 13 de olluco, 12 de mashua, 17 de oca, 20 de maíz, 86 de frijol, 44 de haba y 185 tipos de plantas medicinales y aromáticas.

Asimismo, Chirapaq impulsa la autoestima y la afirmación de la identidad cultural de niños y jóvenes indígenas en situación de pobreza, a través de la práctica de artes tradicionales como el retablo, el telar en cintura, la escultura en piedra, el canto y la música. Esta experiencia, implementada hoy por escuelas y maestros de Ayacucho, permitió alejar a los jóvenes de las calles y formar líderes positivos orgullosos de su cultura.