Español

English

27 marzo, 2017

Experta de la ONU critica eliminación de la Dirección de Salud Indígena del MINSA

Tarcila Rivera Zea exigió al presidente Kuczynski la inmediata restitución de esta dependencia, a través de una carta pública.

Foto: CHIRAPAQ

La miembro del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de la ONU, Tarcila Rivera Zea, manifestó su preocupación por la eliminación de la Dirección de Pueblos Indígenas del Ministerio de Salud del Perú.

A inicios de Marzo, un decreto firmado por el presidente Pedro Pablo Kuczynski, daba a conocer la nueva estructura orgánica de este ministerio, en donde desaparecía la oficina encargada de prevenir, controla y reducir los riesgos y daños a la salud de los pueblos indígenas.

En la misiva, Rivera Zea recordó al presidente Kuczynski, que el año pasado el Estado peruano presentó un informe a la ONU en el cual calificó la creación de esta Dirección como un importante avance para lograr un sistema de salud que responda a la diversidad y problemática específica de la población indígena en el Perú.

La activista indígena calificó el hecho como “un grave retroceso a los avances realizados por el Estado en cumplimiento de los compromisos adquiridos”. Entre ellos, los consignados además en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas y el Convenio 169 de la OIT, ambos suscritos por el Perú.

Igualmente recordó que la Defensoría del Pueblo ha advertido de la presencia persistente y aguda de enfermedades como la anemia, la desnutrición, la tuberculosis y el VIH/Sida entre la población indígena. En el pasado, la Defensoría también ha remarcado la necesidad de contar con un órgano de alto nivel encargado de coordinar la atención de salud para los pueblos indígenas.

Rivera Zea se sumó a la Defensoría del Pueblo, y diversas organizaciones indígenas y de la sociedad civil, quienes han exigido públicamente al gobierno de Kuczynski la restitución de la Dirección de Pueblos Indígenas del Ministerio de Salud.

La activista indígena expresó también su deseo de que el Estado “mantenga los avances en el reconocimiento de nuestra diversidad cultural y étnica y continúe con el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas”.

El comunicado ha sido remitido también a la instancia encargada de los asuntos indígenas de la ONU, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), de los cuales se espera se pronuncien a su vez sobre el hecho.

Carta Abierta al Presidente

Descargar