Español

English

26 junio, 2015

Indígena reelegido por la ONU para lucha contra el racismo

José Francisco Cali Tzay fue nombrado por segunda vez miembro del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial.

José Francisco Cali Tzay fue nombrado por segunda vez como miembro del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial.

José Francisco Cali Tzay, Maya Caqchikel de Guatemala, fue reelegido hoy a un cuarto periodo de cuatro años como miembro experto del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial, CERD, de la ONU durante la Asamblea General de los Estados parte a la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial. Su reelección, auspiciada por Guatemala, se aprobó por un voto de 123 países.

El CERD, es el órgano de vigilancia de tratados para la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, ICERD. Este es uno de los nueve tratados internacionales de derechos humanos dentro del sistema de la ONU. Es jurídicamente vinculante para los 178 países que la han ratificado, entre ellos los Estados Unidos y Canadá. El CERD fue el primer órgano de vigilancia de tratados establecido en el sistema de la ONU. Examina el cumplimiento de los Estados parte con las disposiciones de la ICERD y hace recomendaciones sobre los cambios necesarios a sus políticas y practicas para asegurar su cumplimiento con sus obligaciones bajo la ICERD para la eliminación de la discriminación racial en sus países.

José Francisco Cali Tzay fue el primer, y sigue siendo el único, miembro indígena del CERD y de cualquier otro órgano de vigilancia de tratados de la ONU. Durante sus tres términos previos ha servido como el Presidente y Vicepresidente del CERD y también como Presidente del Procedimiento de Alerta Temprana y Acción Urgente del CERD. Los Pueblos Indígenas han utilizado los procedimientos del CERD con gran eficacia en años recientes para abordar violaciones y amenazas a sus derechos a tierras y recursos, lugares sagrados, el consentimiento libre, previo e informado y los derechos afirmados en sus tratados de Nación a Nación. El CERD ha afirmado las obligaciones del Estado de defender e implementar la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. También ha adelantado la comprensión internacional de las obligaciones del Estado en cuestión de derechos humanos bajo la ICERD para incluir la prevención de discriminación medioambiental, cultural, económica y de genero, así como violaciones de derechos humanos resultantes de acción empresarial.

Además de su distinguido conjunto de trabajos en las Naciones Unidas, José Francisco Cali Tzay ha servido como líder de organizaciones de Pueblos Indígenas, órganos de derechos humanos y agencias gubernamentales, defendiendo los derechos de los Pueblos Indígenas en Guatemala e internacionalmente. Entre ellos se destacan la Dirección de Derechos Humanos, Derechos de los Pueblos Indígenas, Medio Ambiente, Cultura y Derecho Internacional Humanitario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala, la Comisión Presidencial contra la Discriminación Racial en Guatemala, el Programa Nacional de Resarcimiento a las Víctimas del Conflicto Armado Interno de Guatemala, el Centro de Proyectos de Desarrollo Integral Indígena (CEPRODI), el Programa de Derechos de los Pueblos Indígenas del CALDH (Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos) y la Junta Directiva de la Fundación Maya Chosamaj y la del Consejo Internacional de Tratados Indios.

Cali Tzay se había pronunciado anteriormente en contra del programa “La Paisana Jacinta“, emitido en el Perú, por el uso de estereotipos racistas.

Fuente: www.treatycouncil.org