Español

English

12 febrero, 2021

MIDAGRI da el primer paso para reconocer aportes de las mujeres indígenas

Ante anuncio de la creación de la Dirección de la Mujer Rural la asociación CHIRAPAQ recomienda considerar brechas de género y basadas en la etnicidad de las agricultoras

Ante anuncio de la creación de la Dirección de la Mujer Rural la asociación CHIRAPAQ recomendó al Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (MIDAGRI) considerar brechas de género y basadas en la etnicidad de las agricultoras, que en el Perú se estiman, son en su mayoría indígenas.

En una carta remitida al MINAGRI, la asociación indígena señaló, que la inminente creación de la Dirección de la Mujer Rural es una oportunidad para reconocer el importante rol de las mujeres indígenas como defensoras de los recursos naturales y territorios, productoras de alimentos, guardianas de semillas nativas y transmisoras del saber ancestral de sus pueblos.

Según explica la vocera de CHIRAPAQ, Tarcila Rivera Zea, la denominación de mujer rural se centra en un espacio geopolítico y ocupacional específicos. En cambio, el ser mujer indígena rural significa tener a la cultura y cosmovisión de sus pueblos como eje en la gestión del territorio y la producción agrícola.

Asimismo, CHIRAPAQ recordó que en en el caso de las mujeres indígenas, su origen étnico las lleva a experimentar limitaciones aún más grandes que a otras mujeres rurales. Entre ellos, la autonomía sobre sus territorios ancestrales, el reconocimiento de sus prácticas alimentarias, la violencia de género y la discriminación racial que enfrentan en sus hogares y el espacio público que limitan su acceso a recursos financieros y acceso a mercados.

Las mujeres indígenas desempeñan un papel importante en la articulación, permanencia y desarrollo de los sistemas productivos de alimentos, así como en la economía familiar y comunal que no es visibilizada, ni remunerada y mucho menos reconocida a través de políticas específicas. «Creemos que es un avance importante para el empoderamiento y la visibilidad del trascendental rol que desempeñan las mujeres en la producción de alimentos», indicó Tarcila Rivera Zea, presidenta de CHIRAPAQ.

De acuerdo a la FAO, la integración de la perspectiva de género e intercultural en las políticas públicas es fundamental para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. «Para no dejar a nadie en la implementación de la Agenda 2030, las necesidades y los desafíos de las mujeres indígenas deben reflejarse en las políticas de desarrollo rural y reducción de la pobreza y contar con su participación plena y efectiva», explica este organismo de la ONU desde su Campaña Hambre Cero.

«Siguiendo esta línea, asumimos con mucha expectativa la creación de la Dirección de la Mujer Rural como un primer paso en la visibilización de las mujeres indígenas y desarrollo de políticas específicas en el campo productivo».

Carta MIDAGRI por CHIRAPAQ