Español

English

6 julio, 2012

Mujeres Inuit de Ottawa esperan enviar alimentos al norte

Un grupo de mujeres Inuit de Ottawa están recolectando alimentos para enviar a sus hogares en Nunavut, donde dicen que los altos precios están fuera de control.

Ottawa, 15 junio (Canadian Broadcasting Corporation CBC).- Un grupo de mujeres Inuit de Ottawa están recolectando alimentos para enviar a sus hogares en Nunavut, donde dicen que los altos precios están fuera de control.

Sandra “Kukuk” Uviluqlluk dijo que la situación en Nunavut y en comunidades remotas en todo el Norte es de callada desesperación, ya que los precios son mucho más altos que sus magros ingresos.

“Esto ha estado ocurriendo desde hace muchos años y ya no podemos quedarnos tranquilos”, dijo Uviluqlluk.

Para algunos en el norte, la caza y la pesca compensan algunas de las diferencias, pero el alto costo del gas para las motonieves y otros elementos esenciales ha hecho que incluso la caza sea costosa.

Uviluqlluk y sus compañeros saben que recolectar alimentos es la parte fácil y señalan que el reto está en pensar cómo legar a lugares como Grise Fjord e Igloolik sin pagar miles de dólares en el transporte de mercancías.

Los altos precios y los costos de transporte siempre ha sido un problema en el remoto norte.

El problema empeora

El problema ha ido empeorando, dicen las mujeres de Ottawa, y los costos en alza dejan familias hambrientas.

“Cuando yo era un cajero hace 13 años, cuatro kilogramos de azúcar costaban $4.20. Hoy el precio ha incrementado hasta en $18,”dijo Jane Kigutaq, quien es originaria de Arctic Bay.

Uviluqlluk dijo que las comunidades Inuit también han enfrentado problemas no sólo de las tiendas que cobran una fortuna, pero también de los gerentes que han abusado de la confianza de sus clientes. Su esposo trabajaba en una tienda en su comunidad y quedo conmocionado por lo que vio.

“El administrador rociaba con laca las fechas de caducidad de las latas de fórmula para bebés, removiéndolas y volviéndolas a poner en el estante. Mi esposo no podía dormir”, señaló.

Las protestas se celebraron este sábado pasado en Nunavut en Ottawa para generar conciencia sobre este problema, que ganó la atención nacional cuando el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre el derecho a la alimentación visitó Canadá el mes pasado.

Los manifestantes llevaron carteles que indicaban los precios de los alimentos – mantequilla a $7.49 y tres litros de jugo de naranja a $19.29.

El grupo de Facebook “Alimentar a mi familia” comenzó hace aproximadamente tres semanas y ahora cuenta con más de 21.000 miembros.

Foto: Genevieve Nutarariaq.