Español

English

16 mayo, 2014

ONU recomienda que programas de alimentación fomenten la agricultura familiar

Compras estatales deben utilizarse para asegurar la seguridad alimentaria de los más pobres y un modelo de agricultura sostenible.

Compras estatales deben utilizarse para asegurar la seguridad alimentaria de los más pobres y un modelo de agricultura sostenible.

Olivier De Schutter, Relator Especial sobre el derecho a la alimentación, instó a los países del mundo a privilegiar a los agricultores de pequeña escala en las compras públicas para el abastecimiento de alimentos en escuelas, hospitales y entes públicos.

“Los gobiernos tienen una rara oportunidad de apoyar al mismo tiempo dietas más nutritivas y sistemas alimentarios sostenibles”, señaló.

De Schutter recomendó además que las compras públicas de alimentos den preferencia a los productores de alimentos a pequeña escala, garanticen salarios y precios justos a lo largo de la cadena productiva y se orienten hacia una alimentación balanceada.

El Relator indicó que si bien puede ser algo más costoso el comprar a productores pequeños la inversión a largo plazo es muy rentable. “No sólo tendrá resultados positivos en términos de salud y educación, pero también ayudarán a promover el desarrollo de una agricultura a pequeña escala viable y sostenible”, señaló el experto de la ONU.

El experto de la ONU también celebró los avances recientes en países en desarrollo como Brasil, donde el 30% del presupuesto para la alimentación escolar se destina a la compra de productos provenientes de parcelas familiares.

En el pasado, De Schutter destacó la importancia de promover los conocimientos y las prácticas agrícolas de los pueblos indígenas para el desarrollo de una agricultura sostenible.

“Responder a esta demanda a un precio justo podría ayudar enormemente a los agricultores de pequeña escala en países en desarrollo que compiten contra productoras trasnacionales de alimentos”, remarcó.

El Relator presentó un informe el pasado 14 de mayo sobre la influencia de los servicios de compras públicas para asegurar el derecho a la alimentación.

Fuente: ONU.