Español

English

19 marzo, 2015

¿Qué puede hacer el Perú para enfrentar el racismo?

Mujeres indígenas recuerdan al Estado compromisos asumidos con la ONU en el marco del Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial.

Mujeres indígenas recuerdan al Estado compromisos asumidos con la ONU en el marco del Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial.

Este 21 de Marzo se celebra el Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial, con el fin de promover la conciencia y la acción desde nuestros países para enfrentar este problema tan antiguo y arraigado en América Latina y el mundo.

El Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de la ONU, señaló al Estado peruano que este mal social estaba enquistado en la psiquis de los peruanos y por ello el uso de estereotipos raciales en los medios de comunicación eran – no solo comunes – sino aceptados como algo natural.

El caso más emblemático en nuestro país, es el programa ‘La Paisana Jacinta’, junto con todas sus variantes y reproducciones televisivas.

En los principios rectores de este Comité, a los que se adhieren nuestros países, se señala que los medios de comunicación “deben representar la diversidad de la sociedad multicultural y desempeñar su función en la lucha contra el racismo”.

Creemos que esta lucha es aún ajena para nuestros locales, quienes en su facultad auto-regulatoria, hacen caso omiso a las demandas de los pueblos indígenas.

Con motivo de esta celebración mundial recordamos al Perú que la ONU lo instó a tomar las medidas apropiadas para evitar la propagación de mensajes, programas y publicidad con estereotipos raciales.

Asimismo, requirió la elaboración y aprobación de un código de deontología para los medios de comunicación en que se comprometan a respetar la dignidad, identidad y diversidad cultural.

Finalmente, remarcó la importancia de realizar amplias campañas de sensibilización y educación hacia la sociedad en general sobre los efectos negativos de la discriminación racial.

Para las mujeres indígenas, y la propia ONU, este pedido se traduce en la asignación de fondos y la definición clara de competencias de entes como la Comisión Nacional contra la Discriminación y de programas como Alerta Contra el Racismo.

Esperamos que el Estado asuma hoy estos compromisos y que nunca más, las mujeres indígenas debamos clamar #YoNoSoyJacinta.